Revista El discípulo




Presentación

Rvdo. Eliezer Álvarez Díaz, Ph.D.
Editor General

«Cuando veo el cielo que tú mismo hiciste, y la luna y las estrellas que pusiste en él, pienso: ¿Qué es el hombre? ¿Qué es el ser humano? ¿Por qué lo recuerdas y te preocupas por él? Pues lo hiciste casi como un dios, lo rodeaste de honor y dignidad, le diste autoridad sobre tus obras, lo pusiste por encima de todo» (Sal 8.3-6 DHH).

Las palabras del salmista manifiestan su proceso reflexivo al percatarse del incomparable amor de Dios por el ser humano y su interés continuo por nuestro bienestar. Él cuenta con hombres y mujeres que tengan la disposición de pactar con Él y manifestarlo mediante acciones concretas que glorifiquen su nombre y promuevan el bienestar de toda la creación. Esperamos que el estudio de su palabra nos inspire y capacite para responder al Dios que siempre nos recuerda y está atento a nuestras necesidades.          

En el primer trimestre exploraremos el tema «Pactos con Dios». Este trimestre considera los principales pactos que Dios hace con las personas en nombre de la tierra y del género humano. El artículo de introducción fue escrito por el Rvdo. Miguel A. Morales Castro, quien señala que «La marca del creyente en Jesucristo es la presencia del Espíritu Santo en el corazón. Presencia que nos mueve al amor y a las buenas obras». El Rvdo. Juan Figueroa y la Dra. Amarylis Alvarado escribieron las lecciones para adultos y juventud, respectivamente.

La primera unidad, «Señales de los pactos de Dios», consta de cuatro lecciones basadas en Génesis y Ezequiel, donde encontramos cuatro señales del pacto de Dios: el arcoíris, la circuncisión, el día de reposo y un corazón nuevo.

La segunda unidad, «Llamados a un pacto con Dios», incluye cinco lecciones inspiradas en Génesis, Éxodo, 2 Samuel y Nehemías, donde estudiaremos la relación de Dios con las personas que responden y aceptan obedecer su voz. Dios hace un pacto con Abraham, Moisés y David para trabajar a través de la historia, estableciendo un reino en el que en última instancia surgirá el Mesías.

La tercera unidad, «Un pacto eterno», desarrolla cuatro lecciones tomadas de Números, 1 Samuel, Jeremías, Hebreos y 1 Corintios, que examinan los componentes del pacto que Dios hace con el sacerdote Fineas y la promesa divina a Israel a través del profeta Jeremías. Las promesas divinas incondicionales son mantener un sacerdocio perpetuo, perdonar a los infieles y establecer un nuevo pacto con Israel. Dios sella este pacto de gracia por medio de Cristo como mediador y escribiendo la ley en los corazones de quienes son parte de su pueblo. Pacto que recordamos cada vez que nos sentamos a la mesa con Cristo.

El segundo trimestre bajo el tema «La fe en acción», explora la doble naturaleza de la fe como creencia y acción. El artículo de introducción fue escrito por el Dr. Juan R. Mejías Ortiz, quien señala que «La fe en acción se concretiza en demostraciones de amor, justicia y solidaridad, en especial con los más débiles». Las lecciones para adultos fueron escitas por el Dr. Samuel Pagán y las de juventud por el Dr. Pablo Jiménez.

La primera unidad, «La iglesia primitiva proclama su fe en Cristo», tiene cinco lecciones basadas en Hechos, Mateo y Efesios, que manifiestan lo que los primeros líderes proclamaron acerca de vivir nuestra fe en Cristo. Los pasajes de los Hechos incluyen varios ejemplos de ministerio de bienestar social y evangelismo a pesar de la oposición. Efesios nos enseña acerca de la fe que nos conduce a la unidad en el cuerpo de Cristo. La lección de Mateo, con motivo del día de Navidad, nos brinda el testimonio de los Sabios que fielmente buscaron al recién nacido Rey de los judíos para adorarlo.

La segunda unidad, «Una fe viva en Dios», incluye cuatro lecciones que exploran la fe en en el libro de Daniel. Estas lecciones nos brindan modelos de comportamientos que demuestran sinceridad, obediencia, audacia y una fe firme.

En la tercera unidad, «La fe verdadera», estudiaremos cuatro lecciones basadas en Hechos, Santiago y 1 Timoteo que nos proveen ejemplos específicos de la fe como creencia y acción. Entre otros, Santiago enseña que la fe sin obras está muerta.

En la sección de «Educación y Misión» se incluyen dos lecciones especiales y la guía para culminar la lectura del Antiguo Testamento en un año. La primera lección especial, escrita por el Dr. Justo González, es con motivo de la celebración de los quinientos años de la Reforma Protestante. La segunda lección especial, escrita por el Rvdo. Juan Figueroa, tiene el propósito de estudiar el tema de nuestra 109na. Convención Anual: «Sirvamos en espíritu y verdad».

Finalmente, le recuerdo que en nuestra página de Internet, www.eldiscipulo.org, encontrará material de apoyo para el estudio de las lecciones y su presentación en clase.

Pidámosle a Dios que su Espíritu Santo nos ilumine para comprender su palabra y nos capacite para ponerla por obra. ¡Que así nos ayude Dios!