Revista El discípulo




Primer Trimestre: Pactos con Dios

Tercera Unidad: Pacto Eterno

Autor: Rvdo. Juan Figueroa Umpierre

INTRODUCCIÓN:

La lección titulada Dios es fiel presenta la manifestación de Dios bajo el pacto antiguo como una experiencia terrible. El pueblo, desde la realidad de su pecado, no pudo soportar la santidad de Dios en el Sinaí. Tan tormentoso fue el encuentro con su Dios, que le pidieron que no les hablara más, por miedo a morir.

Aunque Dios siempre fue fiel al pacto con Israel, el pueblo lo quebrantó y Dios prometió hacer un nuevo pacto, que es tema de la segunda lección. En la revelación del nuevo pacto, Dios prometió darles un nuevo corazón que fuera más sensible a sus mandamientos y un nuevo espíritu que tuviera poder para cumplir sus mandamientos de Dios.

El encuentro con Dios en el nuevo pacto para los cristianos ha sido más apacible, confesional, Cristo céntrico, transformador, fraternal y misionero. Que el acercamiento a Dios fue apacible significa que se realizó en la humanidad de Cristo, que siendo Dios, se hizo humano. Cristo céntrico quiere decir que la relación con Dios y el entendimiento de la vida cristiana se establece y ejercita a través de la mediación de Cristo, por lo cual una doctrina para ser correcta tiene que ser comprobada con la verdad de Cristo, revelada en el Nuevo Testamento. Transformador significa que la mente pecaminosa, que no es fiel a la Palabra de Dios, es iluminada por la mente de Cristo, quien es fiel a Dios y capacita a los cristianos para que sean fieles a Dios y para crecer en santidad y obediencia a la Palabra de Dios. Que el acercamiento a Dios es fraternal significa que se realiza en la unidad de todos los hermanos y hermanas, que por virtud del amor de Dios han sido declarados hijos de Dios por Cristo. Que el encuentro con Dios en el nuevo pacto se hace en amistad, significa que ante Él no hay temor humano y en cambio hay reverencia, respeto, santidad y fidelidad a la Palabra de Dios. Sin embargo, la amistad con Él no debe ser tomada como licencia para pecar porque también Él es fuego consumidor que cuida celosamente que su obra redentora sea fielmente cumplida.

En la tercera lección, titulada «Un Nuevo Mediador», se hace claro que la Ley mosaica fue invalidada, no por ser mala ni por incumplimiento de parte de Dios, sino por haber sido violada en forma constante por el mismo pueblo que hizo el pacto con Dios. Ante la invalidación del pacto mosaico, Dios prometió no solo hacer un nuevo pacto, sino hacerlo con un nuevo Mediador. La virtud del nuevo Mediador está en que, con su palabra, su muerte y resurrección manifestó la Ley y el amor de Dios en el corazón y en la mente del ser humano. Cristo presentó su evangelio como buena noticia de Dios. La noticia era que Dios aceptaba al pecador que se arrepentía y le abría las puertas en Cristo para que entrara a su reino. Contrario a Jesús, los judíos querían mantener la vigencia del pacto antiguo, basado en el cumplimiento de la Ley mosaica, que ellos mismos habían desobedecido y llevaron a Jesús a la cruz por enseñar que Dios aceptaba a los pecadores que se arrepentían y les daba su espíritu para que pudieran cumplir su voluntad y santificar su nombre.

Pablo dice que el poder para que uno pueda cumplir con la Ley de Dios emana de la mente de Cristo, otorgada a los que lo aceptaban como Salvador. La mente de Cristo capacita sus seguidores para superar el engaño del mundo y regocijarse haciendo la voluntad de Dios.

Recordemos que el pacto es la lección final de esta serie. Jesús al partir el pan y darlo a sus apóstoles para que lo comieran vinculó su muerte en la cruz con el cordero pascual, que era servido en cada familia judía en la Pascua, como memoria de su liberación de la esclavitud en Egipto. A la misma vez, se presentó como el cordero pascual que iba a ser sacrificado por la redención de los pecados del mundo, que fue lo que Él significó al decir: «Tomad, comed, esto es mi cuerpo que por vosotros es partido». Su cuerpo simbolizado en el pan partido hace referencia doble de la liberación divina. Primero, al pasado cuando Israel fue liberado y en su inmediata muerte en cruz, que abrió el camino de la redención para la humanidad.

La Cena del Señor es un memorial de su entrega, que está contenido en la expresión que dice: «Haced esto en memoria de mí». Con este pedido, Cristo invitó a sus Discípulos a recordarlo a Él y al valor redentor de su sacrificio, que es la base de la predicación y misiones de la iglesia. Un memorial, que no es una simple evocación del pasado, sino que es una continua actualización del sentido de su sacrificio, tal como Él lo indicó al decir: «todas las veces que comáis este pan y bebáis esta copa, la muerte del Señor anunciáis hasta que el venga». El memorial celebrado en la Cena del Señor no es un salto al pasado, más que eso es el anuncio del significado redentor de su sacrificio en el presente y es una proyección hacia el futuro de la iglesia, que va formándose, creciendo y sirviendo a la luz del mensaje redentor de Cristo. Así, que en la Cena del Señor, el cristiano experimenta la liberación de Dios obrada en el pasado de Israel y la redención obrada por Cristo, continuamente, es decir: en el presente y el futuro de la iglesia.

Cincuenta años después de Cristo haber terminado su ministerio terrenal, Pablo enseñó a los Corintios que, para participar de la Cena del Señor, cada quien tenía que autoexaminarse, para poder reconocer en ella el cuerpo de Cristo. Comer el pan y beber de la copa del Señor, sin examinarse a uno mismo, sería tomar el cuerpo de Cristo como algo trivial, lo cual es indigno e irreverente. Al uno examinarse en la Cena del Señor no debe temer enfrentar su realidad pecaminosa, porque en Dios la verdad y el amor obran juntos. El que confiesa sus pecados y deja de pecar, es salvo por la fe en Él.


5 de noviembre de 2017
LECCIÓN 10: Dios es fiel
TEXTO ÁUREO: 1 Samuel 2.35
TEXTO BÍBLICO: Números 25.10-13; 1 Samuel 2.30-36

PROPÓSITO:
Los asistentes a esta clase comprenderán que Dios es fiel y espera que nosotros seamos fieles con Él y con nuestro prójimo. La fe de los cristianos no depende de ver a Dios físicamente, sino de participar de su verdad y amor que es la forma de verlo espiritualmente. Como adultos estamos expuestos a sufrir consecuencias cuando no cumplimos nuestros deberes con Dios y con las demás personas. Las personas esperan que uno cumpla sus deberes y cuando fallamos, se sienten traicionadas.

VOCABULARIO BÍBLICO:
«TIENDA»: Una tienda era la casa de los nómadas de estas regiones. Aunque era en 
      forma de casa de cabaña, tenía divisiones internas con cortinas e incluso alcoba o
      dormitorio.

«UNGIDO»: Ungido aquí significa el rey de Israel.

BOSQUEJO DE LA LECCIÓN:

  1. Expiación de Finees en favor de los israelitas (Nm 25.10-11).
  2. Pacto de Dios con Finees (vv. 12-13).
  3. Elí es destituido del sacerdocio (1 S 2.30-36). 

RESUMEN:
Entre otras cosas, en esta lección hemos destacado que:

  • La prostitución sagrada pagana era una tentación engañosa, pero poderosa para los israelitas porque combinaba prácticas religiosas, eróticas y de interés financiero.
  • Finees realizó una expiación en beneficio de Israel porque calmó la ira de Dios contra este debido a que desobedecieron adorando a los ídolos Moabitas.
  • Tentaciones parecidas enfrentamos los cristianos en la sociedad de hoy, con formas de culto que sirven para confirmar intereses e ideas egocéntricas. Como los israelitas, los cristianos estamos llamados a oír, conocer y obedecer la Palabra de Dios, porque ella es la única fuente de comunión con Él y vida abundante para los creyentes.
  • Dios es fiel a sus promesas, pero requiere fidelidad y obediencia a su palabra.
  • Elí fue relevado del sacerdocio que Dios le había prometido para él y su casa para siempre, porque dejó que sus hijos fueran malvados e irrespetuosos del templo, de las demás personas y de los mandamientos de Dios.
  • Los cristianos, por virtud de Cristo, tenemos un sacerdocio de reconciliación que cumplir, por lo que debemos procurar que nuestros hijos sean formados en la fe.
  • Para que nuestros hijos lleguen a ser cristianos verdaderos necesitamos proveerles inspiración en la fe, ser amables con ellos sin dejar de ser directivos y comprensivos sin jamás ser permisivos.

12 de noviembre de 2017
LECCIÓN 11: La promesa de un nuevo Pacto
TEXTO ÁUREO: Jeremías 31.33
TEXTO BÍBLICO: Jeremías 31.27-34

PROPÓSITO:
Los que tomen esta clase comprenderán lo que significa interiorizar la Ley de Dios en el corazón y mente para tener vida. Que Dios se da a conocer en el acto de perdonar y su perdón es el fundamento común que reciben, conocen y comparten por igual todos los cristianos. Que la santidad de Dios, a la cual la Ley aspiraba, está en Cristo y el cristiano se santifica viviendo conforme al espíritu de Cristo.

VOCABULARIO BÍBLICO:
«CASA DE ISRAEL Y CASA DE JUDÁ»: En su comienzo el reino de Israel se llamaba casa de Israel porque estaba compuesto de las doce tribus formadas por los doce hijos de Jacob, quien también se llamaba Israel y tenía su capital en Jerusalén. Con la muerte de Salomón, vino su hijo Roboam al trono de Israel y su hermano Jeroboam separó las diez tribus del norte, que establecieron su capital en Samaria y continuaron llamándose la casa de Israel. Las dos tribus del sur se quedaron en Jerusalén y se llamaron la casa de Judá. Samaria fue destruida por Asiria en el 721 a.C. y las diez tribus se dispersaron y desaparecieron entre las naciones. Con la desaparición de Samaria, el reino del sur vino a representar al pueblo de Israel. Este reino fue llevado cautivo a Babilonia en el 586 a.C., donde resurgió poderosamente la fe de ellos en Dios. El SEÑOR usó al rey Ciro de Persia como su ungido para liberar a Judá de Babilonia en el 538 a.C. Jeremías esperaba que con la restauración de Judá las doce tribus volvieran a estar unidas, cosa que no sucedió. 

BOSQUEJO DE LA LECCIÓN:

        • Vienen días de prosperidad para Israel y Judá (Jer 31.27-30).
        • Vienen días para un nuevo pacto con Israel y Judá (v. 31).
        • Nuevos principios del nuevo pacto (vv. 32-34):

            a. Interiorización de la Ley de Dios e identificación con Él (v. 33).
            b. Conocimiento vivencial del perdón de Dios (v. 34).
RESUMEN:
En esta lección hemos puesto énfasis en que:

  • El juicio de Dios tiene dos fases que Él ejecuta con cuidado. La primera es enjuiciar, que conlleva castigar y la segunda es corregir, que conlleva edificar.
  • El juicio de Dios bajo el nuevo pacto no es colectivo a la familia o tribu, sino que es a la persona responsable de ocasionar el mal.
  • Como parte del levantamiento de Israel, Dios al liberarlo del cautiverio y restáuralo a su tierra procuró que ellos fueran prósperos y obedientes a su Ley.
  • Ante la invalidación del pacto mosaico por la acostumbrada desobediencia del pueblo, Dios hizo un nuevo pacto, cuya virtud consiste en interiorizar su Ley en la mente y corazón del pueblo de manera tal que posibilitará el cumplirla.
  • Pablo hace afirmaciones afines con el nuevo pacto cuando dice que el cristiano recibe y tiene la mente de Cristo.
  • La mente de Cristo ilumina la mente del creyente en Él para que evite el engaño y se regocije obedeciendo la voluntad de Dios.

19 de noviembre de 2017
LECCIÓN 12: El mediador del nuevo pacto
TEXTO ÁUREO: Hebreos 12.28-29
TEXTO BÍBLICO: Hebreos 12.14-15, 18-29

PROPÓSITO:
Los que tomen esta lección podrán entender que en el cristiano, la paz y la santidad de Dios interactúan para evitar que uno caiga en cualquier forma de apostasía de la fe en Cristo. La tolerancia de la fornicación y la profanación exponen a las personas a caer en la apostasía de su fe en Cristo. El nuevo pacto en Cristo provee a los cristianos un acercamiento a Dios que los capacita para agradarle y servirle en todas las cosas que hacen.

VOCABULARIO BÍBLICO:
«RAÍZ DE AMARGURA»: La raíz de amargura era una planta venenosa, que como toda raíz, cuando encuentra tierra, agua y sol crece. Aquí se usa como metáfora de la apostasía de la fe cristiana, que crecía donde faltaba la paz y la santidad y perturbaba a la iglesia del primer siglo y su crecimiento era muy dañino en la iglesia.

«PROFANO»:  Significa que no respeta a lo sagrado. Esaú fue un profano al tener en menos sus derechos de primogénito y cambiarlos por un plato de sopa. Fornicario, aquí profano, se usa figuradamente para identificar al cristiano que practica la apostasía o la idolatría, que conlleva infidelidad a Dios

BOSQUEJO DE LA LECCIÓN:

  1. La santidad y la paz son murallas protectoras contra la apostasía (Heb 12.14-15).
  2. Comparación entre el Sinaí terrenal y la ciudad celestial (vv. 18-24).
  3. Reclamo de atención al Dios que habla desde el cielo (vv. 25-29).

RESUMEN:
En esta lección hemos hecho énfasis en que:

  • Los frutos de la paz y la santidad interactúan para proteger a los cristianos de caer en cualquier tipo de apostasía.
  • La apostasía de la fe en Cristo resulta de no prestar atención a la gracia de Dios y la distracción de la gracia de Dios pone a la persona en riesgo de cambiar su condición de hijo de Dios, por algo ilusorio y pasajero como le pasó a Esaú.
  • El nuevo pacto está fundado en la gracia de Dios, que perdona y capacita a los creyentes para hacer la voluntad de Dios.
  • La adoración cristiana bajo el nuevo pacto debe ser confesional, Cristo céntrica, fraternal y misionera.
  • El amor y la gracia de Dios no pueden tomarse como licencia para pecar porque Dios también es fuego consumidor, que vela por el cumplimiento de su obra.
  • La manifestación de Dios en el monte Sinaí fue una experiencia terrible. Dios al establecer el nuevo pacto ofreció a los cristianos una relación fundamentada en la fe, amistad y obediencia a su palabra.

26 de noviembre de 2017
LECCIÓN 13: Recordemos el Pacto
TEXTO ÁUREO: 1 Corintios 11.25
TEXTO BÍBLICO: 1 Corintios 11.23-34

PROPÓSITO:
Los que tomen esta clase podrán entender que Cristo entendió que con su sacrificio en la cruz se cumplió el nuevo pacto. En la Cena del Señor celebramos que Él se ofreció a sí mismo como el Cordero de Dios, sacrificado por la redención del mundo, conforme al nuevo pacto. Los gestos y dichos de Jesús en la Santa Cena corroboran que Él vivió y murió como el Cordero de Dios, que vino para salvar al mundo. En la Cena del Señor se celebra su presencia, que le da vigencia y vitalidad a la predicación de la iglesia hasta que Él venga.

VOCABULARIO BÍBLICO:
«CUERPO DEL SEÑOR»: El Cuerpo del Señor es la unidad de todos los cristianos en Cristo, sirviendo él como cabeza, y cada creyente como miembro del cuerpo. Es una unidad espiritual, en cuanto los miembros siguen a la cabeza; y unidos entre si dan vigencia al mensaje de Cristo.

BOSQUEJO DE LA LECCIÓN:

  1. Origen, forma, contenidos y propósito de la Cena del Señor:
  • El origen es Cristo mismo (1 Co 11.23a).
  • Pan como memoria de la entrega de Cristo (vv. 23b-24)
  • La copa como el nuevo pacto en su sangre (v. 25).
  • El propósito es proclamar la muerte de Cristo hasta que Él venga (v. 26).
  1. Exhortación a tomar la Cena dignamente (vv. 27-33).
  • Reconociendo el cuerpo de Cristo en la Santa Cena (v. 27).
  • Examinándonos antes de participar del cuerpo de Cristo (v. 28).
  • Participar indignamente acarrea el castigo del Señor (vv. 29-31).
  • El Señor castiga a los que participan indignamente para evitar que sean condenados con el mundo (v. 32).
  • En la comida antes de la Cena del Señor, hay que esperarse unos a otros (v. 33).

RESUMEN:
En esta lección hemos destacado que:

  • Cristo, al partir el pan y darlo a comer a sus discípulos, significó con ello que Él iba a ser sacrificado como el Cordero Pascual de Dios para obrar la redención de los pecados de mundo.
  • Cristo, al pedir a sus discípulos que todas las veces que partieran el pan lo hicieran en memoria suya, significó que su sacrificio en la cruz era el centro del mensaje redentor, desde el presente y hasta que venga nuevamente.
  • Para participar dignamente de la Cena del Señor, uno tiene que auto examinarse para ver si reconoce con reverencia el cuerpo de Cristo tanto en su Mesa como en el resto de las actividades.
  • Todos los que participan de la Cena del Señor deben examinarse, confesarse pecadores y dar gracias a Dios por su obra redentora para con ellos y con el mundo entero.
  • Uno al examinarse no debe temer enfrentarse con su verdad, porque en Dios la verdad y el amor operan juntos y el que confiesa su pecado y enmienda su conducta, recibe la vida de Cristo.